lleida air challenge Extracrew rectangular

Me monto mi propio simuladorHace bastantes años tomé una decisión que en aquel momento me pareció algo arriesgada, invertir parte de mi poco dinero en un simulador en casa.

Había comenzado poco tiempo antes el ATPL. Lo más probable era que pasase mucho tiempo sin volar y estudiando en casa. De modo que debía encontrar un método relativamente barato (en lugar de pagar y pagar horas de vuelo). Y también eficiente para mantenerme lo más fresco posible en procedimientos, y algo de habilidad, mientras a la vez trataba de continuar aprendiendo.

Inicialmente, me compré un joystick sencillo, que ofrecía la posibilidad de cambiar la potencia y también el movimiento de guiñada.

No me costó muy caro y cumplía con lo justo para realizar unos pequeños vuelos visuales. Junto con unos cascos con micro y un ordenador decente, y las posibilidades que ofrecía IVAO, era suficiente para practicar procedimientos, comunicaciones y probar el comportamiento de aviones y avionetas que incluso no había volado.

Mejorando el simulador de vuelo en casa

Pero cuando te quieres dar cuenta, el joystick se te queda corto. Tus conocimientos van ampliándose y empiezas a ver las limitaciones de tu joystick. Básicamente me impedía frenar de un modo mínimamente aceptable, o me limitaba mucho la botonería que tenía.

simulador casero de avioneta

Simulador doméstico de avioneta genérico

Lo siguiente que iba a tener era el instrumental-multimotor, una de las fases más caras de la formación de un piloto, así que tomé una segunda decisión. Decidí invertir con contundencia en el simulador y también del mismo modo en mi formación y mi aprendizaje como piloto. Además, lo pasaba bien en casa con el simulador y hacía amigos por internet, un “doble Win”.

Y ahí sí que tiré un poco más la casa por la ventana, y me compré cuernos, pedales, paneles para el piloto automático, gases con mezcla y paso. Además varios paneles más entre los cuales, dos pequeñas pantallas que ofrecían la posibilidad de interactuar con ella, simulando por ejemplo, el uso de un VOR…

Tuve la suerte de obtener buena parte de ellos en el mercado de segunda mano. Conseguí algo de rebaja sobre los precios originales de los productos. Eso me permitió comprar casi el doble de productos que si los hubiera comprado nuevos.

La calidad de las prácticas de vuelo

Cuando me quise dar cuenta, estaba volando en casa el bimotor que iba a volar poco después en mi formación en vuelo real. Estaba volando en el entorno en el que volaría meses después, con las comunicaciones y con el vuelo en internet vía IVAO. Haciendo vuelo visual e instrumental, practicando las aproximaciones de los aeropuertos, las fichas, y todo lo que después iba a hacer en mi formación real.

En definitiva, una inversión no sólo en mi hobby y en mi diversión, también en mi formación como piloto que supuso un gran salto de calidad a la hora de llegar al vuelo real.

simuladorPor supuesto, esto supuso un gran avance a la hora de comenzar el resto de mi formación, el sentirme cómodo con el vuelo instrumental, el adaptarme rápido a la alta velocidad del bimotor y todo ello por un precio similar a unas 10 horas de vuelo de avioneta simple. Eso me supuso hacer cientos de horas de calidad en mi propia casa, en el horario que mejor me convenía, con la meteorología real o simulando ciertas condiciones de viento o visibilidad…

Desde que empecé con los simuladores, han pasado más de 15 años y eso ha supuesto un inmenso cambio en la calidad de la simulación.

Mi consejo es que no dejes de aprovechar todas esas ventajas que tienes a tu disposición. Con una inversión razonable, puedes ponerte en marcha para desarrollar tus conocimientos y habilidades o para refrescar y mantener los que ya tienes.

Ya seas piloto de ultraligero, piloto privado, comercial o piloto de aerolínea, puedes hoy en día encontrar las herramientas que mejor se adapten a ti para poder mejorar y continuar progresando en tu formación como piloto.

 

👨🏼‍✈️ Buenos vuelos reales o desde casa!