emirates mujer piloto b-777

Tres mujeres piloto de Emirates frente al B-777

Según el director de operaciones, casi la totalidad de pilotos de B-777 ya están de volando. Mientras, parte de los pilotos de A380 volverán a tener programaciones de vuelo próximamente.

Emirates desprogramó cientos de pilotos al declararse la pandemia. La compañía asegura que apoyó a los tripulantes al mantener beneficios, como la vivienda, seguro médico o la educación de los hijos. Los pilotos dejaron de cobrar de la noche a la mañana, y la situación se ha mantenido hasta hoy.

La compañía está recuperando entre 70 y 100 pilotos despedidos cada mes. El nivel de ocupación de los vuelos está entorno al 70% según Emirates. El año anterior la ocupación se situó en el 44%.

Aumento de la demanda y recuperación de pilotos

El aumento de la demanda después del largo período de restricciones por el coronavirus, ha dado al operador oxígeno. “Casi todos los pilotos de B-777 están de vuelta al trabajo”, dijo Abel Al Redha, director de operaciones de la compañía. Respecto a los pilotos de A380 se están recuperando a medida que se ponen en servicio aviones de la flota.

Emirates está valorando una posible saturación de sesiones de simulador debido a la fuerte recuperación.

A principios de año la compañía puso en servicio 120 destinos, una cifra que se aproxima a la situación prepandémica. A medida que se vayan abriendo más países y se revisen los protocolos para viajar, la demanda subirá más.

“A principios de año pronosticamos un verano con alta ocupación y una vuelta a la normalidad” para la industria de la aviación. “Esto es lo que estamos viendo hoy”, dijo Al Redha.

Debido al Covid-19 las reservas de último minuto se han convertido en la norma. Anteriormente las vacaciones se reservaban entre seis y nueves meses de antelación. Ahora se hace con dos a tres meses.

Una crisis traumática para las tripulaciones de Emirates

En noviembre Emirates expulsó de la compañía la mayoría de pilotos para hacer frente las consecuencias de la pandemia. La decisión se tomó para defender los intereses de la compañía.

Adicionalmente, la compañía anunció el despido de 33.000 trabajadores debido a la caída de la demanda en 2020. El número de empleados se redujo un 31%, hasta 75.145 empleados.