radio comunicaciones aviónTodos tenemos miedo o nos estresa utilizar la radio al principio, no nos sentimos cómodos. Nos agobia equivocarnos, no encontrar las palabras o que el controlador nos diga algo que no comprendemos. O nos pida algo que no sabemos o podemos hacer. Esto, es absolutamente normal.

Por nuestra parte, nos esforzamos en tratar de utilizar la fraseología lo más estándar posible. Y pensamos un segundo antes de contestar lo que queremos decir.

Aunque eso no evitas los largos “eeeeeeeeehhhh”, “¿Me podría repetir?”, etc, etc…

Es parte del aprendizaje el sentirse cómodo al utilizar la radio.

Con el tiempo, ganarás fluidez, irás anticipándote a lo que el controlador quiere de ti. Y así estarás completamente listo para responder sin dejar de lado todo lo que tienes que hacer dentro del avión.

🤔 Personalmente opino que se debe flexibilizar algo el uso de la radio, siempre y cuando se haga para optimizar la eficacia, la seguridad, y también la comodidad en las comunicaciones. Y sí, habrá mucha gente que opine diametralmente lo opuesto a lo que os acabo de decir.

Todos tenemos claro que la radio no está para contarnos nuestra vida, tampoco para discutir. Pero en ocasiones, más allá de la fraseología puramente estándar como decía antes, hay un mundo de posibilidades que se pueden usar para optimizar muchas cosas.

Fraseología estándar en comunicaciones aéreas

Te pongo un ejemplo, “Reduzca indicada 220kts”, Cuando un controlador nos da esa instrucción, lo hace por algo, indudablemente. Lo más habitual, es porque hay otro tráfico delante que vuela más despacio. Ahora sustituyamos ese reduzca a 220, por un imaginario… ”su precedente vuela a 215kts, mantenga distancia mínima de 6 millas, velocidad a discreción”. Esa instrucción da libertad al avión a mantener velocidad propia y ajustarse al descenso con más facilidad. Ojo, es sólo un ejemplo, que nadie se lleve las manos a la cabeza.

Escucha aquí 👉 las comunicaciones del A320 que amerizó en el río Hudson

En cualquier caso, las comunicaciones son un aspecto en la aviación en el que hay demasiado terreno aún por explorar. Y si bien es cierto que empezamos a utilizar el CPDLC (que en muy resumido se basa en recibir las autorizaciones por texto) lo cierto es que aún queda mucho por mejorar para la optimización del espacio aéreo, aquí y en otros muchos países.

Recuerda como piloto, que al otro lado de la frecuencia hay una persona como tú, que te escucha, a la que debes hacerle llegar un mensaje. Cuanto más claro, directo y asertivo sea tu mensaje, mejor para ambos. Y por supuesto, si algo no queda claro, pide que te lo repitan o te lo aclaren. Cuantas veces sea necesario, es mejor pasar algo de vergüenza que equivocarte con una autorización.

 

👨🏼‍✈️ Buenos vuelos, y con la frecuencia correcta!