ebt evidence based training iberiaEl programa Evidence-Based Training se focaliza en el desarrollo y análisis de las competencias clave del piloto para preparar mejores profesionales.

Busca mejorar la gestión de situaciones peligrosas imprevistas. Justamente las que puede encontrar un piloto en la operación de vuelo.

EBT sirve para desarrollar capacidades mediante el entrenamiento. Lo hace en un rango de competencias diversas, en lugar de medir maniobras concretas o situaciones individuales.

No sólo se dirige a pilotos de avión, sino que también hay programas EBT específicos para pilotos de helicóptero.

Objetivo del Evidence-Based Training

El objetivo del EBT es identificar, desarrollar y calcular las competencias requeridas por pilotos. Lo hace para operar de forma segura, efectiva y eficiente en un entorno de aviación comercial. Esto es mediante el manejo de las amenazas y errores más relevantes. Eventos basados en la evidencia extraída de los errores producidos en vuelo o detectados en las sesiones de entrenamiento.

EBT es un nuevo concepto de entrenamiento desarrollado por expertos bajo el paraguas de las instituciones internacionales más relevantes.

Breve historia del Evidence-Based Training (EBT)

La idea se lanzó en 2007, a partir de la constitución de un grupo de trabajo, que incluía representantes de aerolíneas, autoridad aérea civil, instituciones académicas, fabricantes, representantes de pilotos, etc.

La tarea del grupo de trabajo era establecer una nueva metodología para el desarrollo y calificación del programa de entrenamiento recurrente, hoy conocido como Evidence-Based Training (EBT).

El EBT fue aprobado por OACI en 2013. Se publicó el Documento 9995, que es el manual del Evidence-Based Training (ICAO). En ese mismo año se publicó el “Evidence-Based Training Implementation Guide” por IATA/ICAO/IFALPA.

El EBT busca reparar el desequilibrio entre entrenamiento y prueba de vuelo. Se reconoce la necesidad de hacer una prueba al piloto, pero una vez evaluado, los pilotos pueden aprender más efectivamente. Esto se consigue cuando son entrenados por instructores competentes. El alumno debe realizar tareas y gestionar eventos de acuerdo a un sistema de medición de indicadores de comportamiento preestablecidos.

Los beneficios del Evidence-Based Training

El cambio de paradigma propuesto por el programa EBT no es reemplazar simplemente un set de situaciones críticas por otro. Sino usar los eventos como vehículo para la valoración de las habilidades de la tripulación en una serie de competencias necesarias.

El EBT exige a los instructores a analizar las causas raíces para corregir acciones inapropiadas. No se pide a un tripulante a que repita una maniobra sin una comprensión real de lo que está pasando. En su lugar se le exige que analice por qué no se voló correctamente en primera instancia.

Los pilotos que se han beneficiado del Evidence-Based Training están mejor entrenamos para manejar situaciones no previstas. Porque la metodología se focaliza en competencias desarrolladas que pueden ser aplicadas a situaciones diversas. En lugar de establecer cómo responder a escenarios muy concretos.