Flight Deck Video Recorder: cámaras de vídeo en la cabina de vuelo

El flight recorder captura datos del vuelo. El CVR graba el audio de la cabina

Hoy en día se graban las conversaciones de voz dentro del cockpit y se registran los datos del vuelo. A la National Transportation Safety Board (NTSB) le parece poco y pide que se instalen videocámaras en la cabina de vuelo.

La instalación de cámaras de video a prueba de accidentes y la implementación de Safety Management Systems (SMS) para todos los operadores es un reclamo de la NTSB desde hace 20 años. El análisis de los datos recogidos serviría para prevenir accidentes, aseguran.

La agencia de investigación ha presentado la lista 2021-2022 de las mejoras “más-buscadas” en seguridad. Un informe presentado el pasado 6 de abril y del que se hizo eco FlightGlobal.

Grabadoras de vídeo dentro de la cabina del avión

Según el informe, la NTSB recomienda que la FAA exija a los aviones comerciales y helicópteros de turbina que sean equipados con sistemas de videovigilancia a prueba de accidentes.

“La grabación de vídeo habría sido extremadamente útil para determinar las acciones de la tripulación de vuelo en los accidentes de Texas, Indonesia y Etiopía” dice la NTSB.

Un avión Atlas Air B767-300 Freighter se estrelló cerca de Houston en 2019. Dos aviones B737-MAX se estrellaron en Indonesia y Etiopía, desatando una crisis sin precedentes para el fabricante americano.

Los sindicatos de pilotos de todo el mundo se han opuesto sistemáticamente a la introducción de videocámaras en las cabinas de vuelo.

Se considera el sistema de videovigilancia una invasión de la privacidad en el trabajo. Las imágenes y los videos que pudieran captar las cámaras podrían dar una información “imprecisa”, e insisten que los investigadores ya disponen de las herramientas necesarias para determinar las causas de un accidente.

La FAA ha informado a FlightGlobal que las grabadoras de vídeo en el cockpit suponen un problema de privacidad que a fecha de hoy no han sido adecuadamente solucionados y por ello no lo considera apropiado.

Sin embargo, la FAA reconoce que está “trabajando a nivel internacional para definir otros tipos de videograbadoras. Estas cámaras deberían capturar imágenes de las pantallas o la posición y selección de los botones, ruedas e interruptores en la cabina de vuelo”.

Los pilotos se oponen a las videocámaras en el cockpit

El mayor sindicato de los EEUU está a favor de mejorar la captación de datos en el cockpit. Sin embargo reconoce que las imágenes captadas pueden llevar a confusión a los investigadores, dice ALPA.

“Las grabaciones de imágenes en la cabina de vuelo no mejorarán la seguridad. De hecho podrían desviar unos recursos limitados que deberían ser usados en otras mejoras mucho más valiosas”.

Los sindicatos de pilotos están preocupados por el posible “mal uso de las grabaciones de vídeo” e insiste en que la industria analice cómo proteger la información grabada.