FteJerez Flight Training Europe

air france-klmAirFrance-KLM ha nombrado a Benjamin Smith, ex alto ejecutivo de Air Canada, como su nuevo presidente ejecutivo. Este nombramiento ha provocado una reacción sindical por el temor a que reduzca salarios y las condiciones de trabajo.


La compañía anunció que Smith, de 46 años, y que anteriormente era director de operaciones de Air Canadá, asumirá el cargo el próximo 30 de septiembre.

El nombramiento de Smith llega en un momento de particular estrés para la cuarta compañía aérea más grande de Europa. En mayo, Jean-Marc Janaillac renunció a su cargo como CEO después de que los empleados de Air France mantuvieran 13 días de huelgas y rechazaran la propuesta salarial de la compañía.

Los sindicatos están buscando un aumento salarial del 6 por ciento. Los salarios de los tripulantes y personal de tierra están congelados desde 2011.

A medida que Smith ingrese a su nuevo cargo, su mayor trabajo será volver a encarrilar a la empresa y suavizar las relaciones con un colectivo de trabajadores cada vez más infeliz.

 
Los sindicatos no quieren un CEO extranjero

Sin embargo Vincent Salles, del sindicato CGT-AirFrance, en declaraciones a France Info dijo que los sindicatos temen que la misión de Smith sea implementar planes que “deterioren las condiciones de trabajo y los salarios”.

Los sindicatos también han expresado su preocupación porque creen que buscará expandir las filiales de bajo costo de la compañía en lugar de promocionar la marca principal de AirFrance.

Smith es el primer CEO extranjero en la historia de la compañía, lo que también generó críticas de los sindicatos.

El Financial Times informó el viernes que nueve sindicatos franceses de AirFrance expresaron su descontento con el nombramiento de Smith, diciendo que “es inconcebible que la compañía AirFrance, francesa desde 1933, caiga en manos de un extranjero promocionado por un grupo industrial rival”.

 
Los pilotos de KLM a la huelga

Mientras tanto, los pilotos holandeses de KLM también amenazan con el anuncio de huelgas, al mismo tiempo que Smith toma posesión de su cargo.

Pilotos y KLM han estado buscando formas de reducir la presión laboral como parte de las negociaciones para un nuevo acuerdo laboral, pero los pilotos dicen que la aerolínea no está haciendo lo suficiente.

Los representantes sindicales se reúnen el 27 de agosto para discutir posibles acciones de huelga.

 
El reto de las compañías de bandera

Entre los sindicatos y las condiciones del mercado, Ben Smith tiene una gran tarea por delante. Frente a la dura competencia de los operadores internacionales de bajo costo como Wow y Norwegian, las compañías de bandera en la UE se han visto obligados a reducir los costos y reducir las tarifas para seguir siendo competitivos.

Es el caso de Iberia, con recorte de salarios y aumento de productividad. O también el caso de British Airways, donde ex jefe de Vueling, Alex Cruz, fue contratado para recortar costos en la aerolínea e impulsar la rentabilidad: un CEO extranjero en BA.

En AirFrance-KLM, la dinámica es un poco más complicada. Los sindicatos y la gerencia han estado en desacuerdo durante años sobre las medidas de reducción de costos que implementó la aerolínea. La reciente legislación favorable para las empresas que el presidente francés Emmanuel Macron promulgó solo ha avivado las llamas.

Con los sindicatos determinados a provocar problemas a su llegada, Ben Smith tiene ante sí un enorme reto y ninguna garantía de éxito. ¿Conseguirá un acuerdo de viabilidad para AirFrance-KLM?


Anterior


Siguiente

Artículos relacionados:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar