Mercado asiático: una apuesta interesante para los pilotos