El SEPLA crea la figura del asociado