FteJerez Flight Training Europe

huelga en ryanair

O’Leary dijo que se helaría el infierno antes de que Ryanair reconociera un sindicato


Que la junta anual de inversionistas de Ryanair se celebre hoy a puerta cerrada, con el bloqueo a los medios de comunicación impuesto por el equipo de gestión de la línea aérea, significa algo.


Justo un año después de la cancelación de vuelos por fallos de rostering de pilotos, y nueve meses después de la creación del primer sindicato de pilotos en Ryanair, la situación es más caótica e impredecible que nunca.


Además de los dos acuerdos sobre términos y condiciones específicos alcanzados en Italia e Irlanda, las negociaciones con los sindicatos de pilotos en toda Europa están bloqueadas o avanzan a paso de tortuga. Como resultado, los conflictos laborales están más presentes que nunca.

La pregunta obvia para los inversores es: ¿puede la actual dirección liderar el cambio que se necesita la empresa para garantizar una transición sin problemas hacia una aerolínea sindicalizada?

 
LA DIRECCIÓN NO SABE NEGOCIAR CON LOS SINDICATOS

“Los acontecimientos de los últimos meses han demostrado claramente que la relación entre la dirección de Ryanair y sus empleados chirría, y esto está poniendo en riesgo el futuro de la aerolínea”, según el presidente de ECA, Dirk Polloczek.

Independientemente de las reiteradas garantías sobre la mejora de las relaciones con los empleados, la dirección de la compañía sigue sin ofrecer cambios. “La gerencia simplemente parece incapaz de hablar con sus propios empleados de una manera constructiva y sin volver a caer en sus hábitos viejos e inútiles. No es de extrañar que los pilotos de Ryanair y sus sindicatos nacionales se sientan cada vez más frustrados y vean la huelga como la única forma de lograr cambios que la dirección parece reacia a aceptar en la mesa de negociaciones “.

“Como pilotos profesionales, críticos y comprometidos con el futuro de nuestra aerolínea, hemos perdido toda la confianza en la gestión y el liderazgo actuales”, dice un antiguo piloto, miembro anónimo del Ryanair Transnational Pilot Group (RTPG). “Al tener un interés compartido en la salud y el éxito de nuestra aerolínea, nosotros -los pilotos de Ryanair- instamos a los accionistas a permitir los cambios necesarios, tanto dentro del equipo de gestión como del Consejo, para permitir un nuevo comienzo y un diálogo social constructivo”.

Los pilotos de Ryanair de toda Europa establecen claramente las condiciones necesarias para abordar sus preocupaciones y evitar una fuga de pilotos a otras aerolíneas.

Según Philip von Schöppenthau, Secretario General de ECA, “una de las señales más poderosas de la buena voluntad de la gerencia sería ofrecer inmediatamente a cada piloto un contrato de empleo directo, en lugar de los actuales y precarios contratos de la agencia irlandesa” antes del 1 de enero de 2019. “Todos los contratos también deberían estar regidos por la ley local del país donde se basa el piloto”.

El sindicato de pilotos Balpa y la Swedish Air Line Pilots Association se sumaron el miércoles a los que piden a los accionistas que expulsen a O’Leary y Bonderman.

 
LA REACCIÓN DE O’LEARY: DEBO MEJORAR

david bonderman

David Bonderman, directivo de Ryanair



O’Leary comentó que “porque nos amenazan con una huelga no nos volcaremos y aceptaremos cualquier cosa que ponga en peligro el modelo comercial”. Sin embargo el ejecutivo está adoptando un tono más humilde antes de la reunión anual de accionistas.

Michael O’Leary reconoció en una entrevista la semana pasada que debía mejorar la gestión: “claramente necesito mejorar mi propio rendimiento”

Existe preocupación de los accionistas de Ryanair de que la dirección de la compañía carece de independencia y el presidente, David Bonderman, está demasiado cerca de O’Leary. La aerolínea está pronosticando su primera caída de beneficios desde 2014 en este año fiscal, afectada por los mayores precios del combustible, la competencia y el costo de la conflictividad laboral.

 
DAVID BONDERMAN CUESTIONADO

Ahora una lista de inversionistas y fondos públicos de pensiones ha dicho que votarían en contra de Bonderman, el multimillonario cofundador de TPG Capital y el aliado de O’Leary, quien ha servido en el puesto durante más de 20 años.

El analista de HSBC Andrew Lobbenberg dijo en una entrevista telefónica que la independencia de la junta de Ryanair no parecía fuerte. “El hecho de que tenga un presidente durante 26 años es inusual. Veintiséis años es una duración bastante extrema en un tablero “.

O’Leary aún espera que su presidente sea reelegido con una gran mayoría. “10 años es demasiado para algunos directores no ejecutivos porque son inútiles”, dijo en una entrevista a Bloomberg TV. “En otros casos, debes aferrarte a los mejores durante 20 años si es necesario porque aportan mucho a la compañía”.


Anterior


Siguiente

Artículos relacionados:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar