FteJerez Flight Training Europe

juan velarde red bull

foto: Joerg Mitter


Los resultados de las tres últimas pruebas de la temporada pasada fueron esperanzadores. La primera de este año, celebrada en febrero en Abu Dabi, ha sido igualmente buena: Juan Velarde quedó en sexta posición. El piloto madrileño y su equipo se muestran muy optimistas de cara a las próximas citas del calendario de la Red Bull Air Race.


La confianza es máxima en asaltar, de una vez por todas, los puestos de cabeza. A esa seguridad contribuyen, en primer lugar, un pilotaje consistente, el rendimiento del avión, el buen trabajo del equipo y la tecnología de apoyo.

El sistema AVC-SR de Simloc es una pieza clave para el equipo de competición de Juan Velarde. Permite descargar los datos del avión después de cada vuelo y, sobre todo, representarlos de una manera muy intuitiva y muy gráfica para analizar toda esa información.

juan_velarde_sim

foto: Joerg Mitter


ANÁLISIS DE LA TRAYECTORIA DEL VUELO

Juan se muestra convencido. “De ahí sacamos conclusiones para estudiar tanto la trayectoria como mi técnica de vuelo y así poder mejorar mis tiempos en carrera. Es una herramienta muy avanzada y, desde que la venimos utilizando, nos permite una capacidad de análisis muy superior. Esta capacidad se ve clarísimamente reflejada en la mejora de los tiempos que estamos teniendo tanto en entrenamiento como en competición y en el rendimiento de todo el equipo durante las carreras.”

El sistema en sí lo utilizan el táctico, Anselmo Gámez, y el ingeniero del equipo, Miguel Ángel de Frutos. Ellos analizan la trayectoria del vuelo, los Gs en cada punto, la velocidad del avión, la altura, la velocidad a la que cambia la posición del morro del avión y el régimen de alabeo o inclinación que en cada punto del circuito. También ayuda a representar los datos del motor, sincronizando su rendimiento en cada punto del circuito antes y después de cada prueba.

Al ser tan intuitivo, facilita analizar el vuelo en unos tiempos muy reducidos. “En las carreras, durante las diferentes mangas, tenemos muy poco margen para sacar conclusiones y mejorar el siguiente vuelo” dice Velarde. “A veces, solo tenemos media hora entre vuelo y vuelo y todo tiene que ser un trabajo milimétrico ya no dentro sino fuera del avión. En definitiva, nos permite rendir al máximo ante esa presión del tiempo”.

 
SECRETISMO ENTRE EQUIPOS

Se desconoce cómo están otros equipos en este tipo de tecnología. Todo lo que es el software de análisis de trazados es bastante secreto. Según Velarde “ellos no tienen ni idea de dónde estamos nosotros y nosotros intuimos más o menos donde están ellos, pero no lo sabemos con exactitud”.

Hay bastante secretismo entre equipos. Hay mejoras en base a lo que hacen otros equipos como, por ejemplo, modificaciones aerodinámicas que se ven a simple vista en el avión. Pero lo que no se ve hay que ocultarlo para sacar un mayor rendimiento competitivo en beneficio propio.

Con vistas al futuro se está trabajando en un nuevo simulador de vuelo. “Partimos casi desde cero para tener una herramienta de simulación muchísimo más avanzada. Ese es el gran proyecto de este año. No puedo dar muchos detalles sobre la dirección en la que estamos progresando, pero con el trabajo continuo de los ingenieros de Simloc y el táctico y el ingeniero de nuestro equipo estoy convencido de que en pocos meses tendremos una herramienta mucho más evolucionada de la que tenemos actualmente”.

Sigue la Red Bull Air Race en https://airrace.redbull.com/es


Anterior


Siguiente

Artículos relacionados:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar