Los pilotos ven reconocidos sus derechos una vez más ante la justicia. La sección sindical del Sepla en Iberia mostró hoy su satisfacción tras la resolución de la Dirección General de Trabajo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Iberia, ya que aprueba el ERE con medidas voluntarias para todos los trabajadores y desestima la propuesta de Iberia de realizar la suspensión de contratos de trabajos para los pilotos.

El ERE presentado por la compañía pretendía el despido de 2.515 trabajadores, entre ellos 207 pilotos. En lo que respecta a la suspensión de contratos solicitada por Iberia para los pilotos –de dos meses al año-, la Dirección de Trabajo entiende que la compañía no ha acreditado las razones organizativas que justificarían esta medida.

Fuentes del Sepla se mostraron satisfechas y afirmaron que Trabajo les ha dado la razón “y ha puesto a todos los trabajadores de la compañía bajo el mismo rasero, eliminado la discriminación que Iberia hizo a los pilotos respecto a otros trabajadores, al incluirles medidas forzosas mientras que en el resto de colectivos eran de carácter voluntario´

En concreto, los pilotos apuntan que, según el dictamen de Trabajo, todas las medidas contempladas en el ERE serán ´voluntarias´ también para ellos. Además, se felicitaron porque la autoridad laboral no haya autorizado la suspensión de contratos de pilotos, como había propuesto la compañía.

En opinión del Sepla, se evitan así las ´marginaciones´ que quería imponer la compañía. ´Lamentamos que la dirección de Iberia se haya vuelto a equivocar con sus pilotos´, concluyeron.

Las polémicas medidas que pretendía aplicar la compañía Iberia contra los pilotos incluían el despido selectivo y la suspensión temporal de contratos. El Sepla se opone al ERE por la cesión de líneas a otras compañías, como Air Nostrum o compañías cargueras con pilotos extranjeros, y considera un contrasentido despedir pilotos cuando la producción en el año 2002 supera en más de dos mil horas las del 2001.

Durante la fase de negociación del ERE la Dirección de la Compañía había rechazado a Federico Durán como mediador, en un intento de acercar posturas por parte de la sección sindical del SEPLA.