La aerolínea británica Easyjet negocia con los fabricantes europeo Airbus y estadounidense Boeing la compra de 75 aviones dentro de un plan de expansión para los próximos cinco años. La cuantía del pedido de Easyjet, que hasta ahora sólo había utilizado aparatos Boeing, se eleva a 4.320 millones de euros.