En España se han barajado varios nombres propios para ocupar esa presidencia de Boeing, uno de los primeros nombres que sonaron fue el de Eduardo Serra, anterior ministro de Defensa, aunque según las fuentes consultadas parece que ya no se encuentraLa compañía norteamericana Boeing ha elegido a España junto a Reino Unido, Italia, Japón y Corea como países estratégicos para reactivar su negocio en todo el mundo. En estos cinco países la compañía nombrará un presidente que dispondrá de una gran autonomía para elevar la representación de la empresa y para aumentar la relación tecnológica e industrial.

Boeing está ultimando un proyecto a nivel mundial que descentralice en buena parte su actuación comercial y, por tanto, le otorgue una mayor autonomía por zonas, al tiempo que va a aumentar sus relaciones industriales y tecnológicas con diversos países.

Las naciones que Boeing va a tomar como cabeza de puente para desembarcar son Reino Unido, Italia, Corea, Japón y España. En cada uno de estos países, la compañía estadounidense va a nombrar a un presidente lo suficientemente conocido como para incrementar el nivel de representación de la empresa en esas naciones. Además, se encargará de elevar el nivel de interlocución con el Gobierno y con el conjunto de las administraciones públicas, y deberá mejorar las relaciones comerciales, industriales y tecnológicas con las principales compañías relacionadas con el sector aeronáutico. Se estudia, incluso, la posibilidad de establecer su presencia accionarial en algunas de estas empresas. En definitiva, Boeing dispondrá en estos cinco países de un representante corporativo autónomo que encabece una unidad propia de negocio.

En España se han barajado varios nombres propios para ocupar esa presidencia de Boeing, uno de los primeros nombres que sonaron fue el de Eduardo Serra, anterior ministro de Defensa, aunque según las fuentes consultadas parece que ya no se encuentra entre los candidatos.

La compañía norteamericana ha elegido a los cinco países mencionados por considerarlos básicos para su estrategia por diversos motivos. En lo referente a España, además de suponer una mayor presencia en Europa, nuestro país es considerado por la industria estadounidense como el punto más firme de contacto con Iberoamérica por su gran influencia en las naciones del centro y del sur del continente americano.

En este sentido, Boeing parece haber tomado buena nota de lo que ha hecho General Dynamics en España, tomándola como cabeza de puente no sólo para Europa e Iberoamérica, sino también para Oriente Medio y países del norte de África.

Boeing ya sorprendió a mediados del pasado año cuando decidió establecer en Madrid el único centro de I+D que tiene fuera del territorio norteamericano. Este centro de investigación, al frente del cual está Miguel A. Hernán, está en estos momentos conformándose y ya tiene asignadas las primeras investigaciones que se van a desarrollar en él.

Conscientes de la contaminación acústica y medioambiental, Boeing pretende desarrollar en Madrid la aplicación de pilas de combustible en aviones comerciales, que puedan sustituir a las turbinas de gas que proporcionan energía auxiliar. Las pilas de energía son más silenciosas y limpias que las fuentes de energía actuales. Este centro de Boeing en Madrid reemplazará el generador de potencia auxiliar de un avión monomotor por pilas de combustible como fuente de energía alternativa.