La estadounidense Gecas (General Electric Aviation Services) ha acordado con la valenciana Air Nostrum financiar la adquisición de tres reactores CRJ-200ER de la canadiense Bombardier, por un importe de 60 millones de dólares (70 millones de euros) mediante operaciones de lease operativo con una vida media de 15 años.

El contrato rubricado con la filial de General Electric dedicada a la financiación de aviones mediante lease operativo es la segunda operación de compra de aeronaves por parte de la firma de capital valenciano que a mediados de febrero ya cerró otra operación con el Banco de Inversión para adquirir otras nueve naves (cuatro reactores u cinco turbohélices) de la firma canadiense. Estas compras se enmarcan en un acuerdo con Bombardier por el que la aerolínea adquirió 40 aviones con opción a ampliarla a otros tantos hasta 2004.

Air Nostrum ya estudia operaciones de financiación similares con entidades españolas que podrían completarse en las próximas semanas, y a través de las cuales se espera poder activar un sector que todavía goza de un considerable potencial de crecimiento pero que tras los atentados del pasado 11 de septiembre ha experimentado un fuerte retroceso que ha llevado a muchas compañías del sector a fuertes reestructuraciones e incluso al cierre, según apuntaron las mismas fuentes.

La compañía, propiedad de la familia valenciana Serratosa, cerró el pasado 2001 con unas ventas por valor de 330 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 18,6% sobre el ejercicio anterior.