El carguero que procedía de Madrid se estrelló a 10 metros de la pista. Las autoridades barajan que el accidente pueda haber sido provocado por un fallo técnico o humano, ya que desde un primer momento se descartó que el siniestro, ocurrido sobre las 5.10 de la madrugada del viernes, estuviera provocado por las condiciones meteorológicas de la isla. El carguero siniestrado, modelo bimotor SG-3, de pequeñas dimensiones y que transportaba periódicos para una empresa de mensajería, procedía de Madrid y se estrelló a 10 metros de la pista Sur de Son Sant Joan al iniciar las maniobras de aterrizaje.

Inmeditamente después del accidente, se activó el plan de emergencias del aeródromo, y varias unidades de emergencia (bomberos, policía y protección civil) acudieron al lugar del siniestro, pero nada se pudo hacer por los dos tripulantes que murieron en el acto.

La reacción del SEPLA ante el accidente ha sido la de exigir a las autoridades aeronauticas que vigilen el cumplimiento de la normativa por parte de las compañías aereas de carga. Asimismo, el SEPLA exige al Ministerio de Fomento la agilización de las conclusiones de las investigaciones de accidentes. Cabe recordar, que hace a penas cuatro meses murieron dos pilotos y un pasajero en un avión de similares características en Bilbao.