Marc Forné dice que en el plazo de un año el aeropuerto podría estar funcionando incluso con una segunda pista más larga. El presidente del Gobierno andorrano, Marc Forné, afirmó durante las II Propuestas del Pallars que con la actual pista el aeropuerto de La Seu d´Urgell (Lleida) podría ponerse en marcha en un año.

Marc Forné también avanzó que se podría estudiar incluso la construcción de una segunda pista más larga, que permitiría acoger aviones más grandes y con más autonomía de vuelo. Forné insistió en la necesidad de completar el eje viario Pirenaico, desde La Cerdanya hasta Aragón, pese al elevado coste del proyecto.

El jefe del Ejecutivo señaló también que la propuesta de convenio jurídico internacional que presentó el ministro de Fomento español, Francisco Álvarez-Cascos, al titular de Economía andorrano, Miquel Àlvarez Marfany, está finalizada.

En este sentido, indicó que hubo un avance importante sobre las bases del acuerdo e insistió en que la instalación aeroportuaria tenga la calificación de internacional, un aspecto esencial para justificar que Andorra invierta hasta la mitad del coste.

Sobre la necesidad de completar un eje viario que una el Pirineo pese a la gran inversión que supondría, Forné se mostró partidario de que el projecto pueda iniciarse desde las comarcas vecinas, aunque la competencia corresponde al Gobierno español.