El avión, que transportaba a bordo a 10 hombres, se ha estrellado al parecer por accidente, según ha informado el Pentágono. El avión, un MC-130 que se ha estrellado al despegar cerca del pantano de Bande Sardeh en la provincia de Paktika, al sureste del país, llevaba a bordo 10 pasajeros y de momento, se desconoce el número de víctimas. El Pentágono se ha apresurado a emitir un comunicado en el que descartaba que causa de la catástrofe fuese un ataque enemigo ya que el aparato se estrelló nada más despegar.

Los MC-130 se utilizan en misiones de abastecimiento de combustible en vuelo para helicópteros, así como para introducir comandos en territorio enemigo.

El aparato había despegado de la base de Gardez, a unos 100 kilómetros al suroeste de la capital afgana, Kabul. El avión accidentado está valorado en 45 millones de dólares y fue construido por la Lockheed Martin.