Según este organismo, la creación del cielo único aumentará la seguridad del transporte aéreo. Gilles Gantelet, portavoz de Transportes de la Comisión Europea, insistió en la urgencia de alcanzar un acuerdo para crear el cielo único europeo. Para Gantelet, el cielo único aumentaría la seguridad del transporte aéreo, entre otras medidas, porque se introducirían normas de seguridad obligatorias para los aviones, cuyo cumplimiento será controlado por inspectores en los aeropuertos de la UE. A las compañías que no respetasen estas normas de seguridad, se las incluiría en una lista negra.

Por otro lado, según Gantelet, se podrían evitar accidentes como los del pasado lunes, ya que la gestión común del espacio aéreo permitiría a los equipos de control conocer las situaciones con antelación y anticipar conflictos.

En tercer lugar, las nuevas normas supondrán clarificar funciones, procedimientos y controles y, por último, ayudarán a solucionar el problema de congestión del espacio aéreo europeo.

Gantelet confió en que el Consejo de Ministros de Transportes de la UE llegue a un acuerdo político antes de final de año sobre las propuestas del cielo único europeo, que requieren también el visto bueno del Parlamento Europeo. Recordó que el Consejo Europeo de Barcelona pidió que el cielo único, que supondrá una gestión comunitaria del tráfico aéreo, sea una realidad en 2004.

Aunque no será fácil llegar a dicho acuerdo ya que las propuestas de cielo único han sido objeto de reticencias entre los Gobiernos, especialmente por parte de Francia, tanto por preocupaciones por las consecuencias del proyecto en el terreno militar y de defensa, como por los temores a una pritvatización de la actividad de control aéreo.