La Oficina Federal de Aviación Civil de Suiza ha tomado ésta medida de forma provisional hasta que se esclarezcan las causas del choque de hace 10 días. La OFAC, Oficina Federal de Aviación Civil de Suiza, ha optado por curase en salud y prohibir a los controladores aéreos de Skyguide, sociedad suiza encargada de la navegación aérea en este país y en el sur de Alemania, que trabajen en solitario. Asimismo, el controlador que se encontraba a cargo del control en el momento del siniestro ha sido apartado de sus funciones.

Estas medidas poseen un carácter temporal y se mantendrán hasta que se pueda esclarecer qué sucedió el pasado 1 de julio para provocar la colisión en el aire de un avión de pasajeros ruso y otro de carga murieron 71 personas.

Al parecer, tras una investigación previa, la OFAC ya había advertido a finales del pasado mes de mayo a Skyguide de la peligrosidad de dejar un único controlador.