Para el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas la seguridad debe garantizarse a través de medidas preventivas y no con armas de fuego. El SEPLA, Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas, ha mostrado su desacuerdo con la medida aprobada esta semana por la Cámara de Representantes de Estados Unidos y que permitiría a los pilotos llevar armas de fuego en la cabina de los tripulantes. Para este sindicato, la seguridad se debe tomar de manera preventiva, es decir, que debe estar garantizada una vez el avión a despegado y antes de que los pasajeros embarquen en los aviones.

Estas medidas preventivas pasarían por intensificar la seguridad aeroportuaria y reforzar la seguridad en los aviones con medidas como el blindaje de las puertas de cabinas de pilotos.

Por el momento, el SEPLA se encuentra a la espera de que la Federación Internacional de Pilotos de Lineas Aereas (IFALPA) defina su postura ante el transporte de armas a bordo o la formación y el entrenamiento de pilotos y auxiliares de vuelo para defenderse en caso de un ataque terrorista, ya que estas normas afectan a los pilotos españoles al operar en distintos países del mundo.