Un informe de la Dirección de Material de Iberia revela los datos. El A340 que sufrió un incendio en el tren principal el pasado día 7 de septiembre ya arrastraba un historial con problemas relacionados con el sistema de frenos, pero la dirección de Material de Iberia se vio incapaz de solucionarlo, según un informe fechado en junio de 2002 al que ha tenido acceso EXTRACREW.COM.

En las horas previas al incidente el personal de mantenimiento detectó un sobrecalentamiento del tren principal izquierdo, y en lugar de trasladar el avión al hangar se determinó que no se anotara la anormalidad, que se enfriara el conjunto de frenos y se diera ´listo´, ya que se necesitaba el avión para Tenerife, según instrucciones de Control de Red de Iberia.

Posteriormente, una vez en Tenerife Norte, el avión habría mostrado presumiblemente un mensaje de aviso BRAKES: RESIDUAL BRAKING. Según esta versión, se aplicó un sistema de refrigeración del conjunto de frenos durante la escala, debido a la alta temperatura de los mismos.

Este mismo avión, el EC-IDF, ya habría producido un incidente relacionado con el conjunto de frenos en Tenerife el pasado 21 de julio, cuando el comandante Jesús Chinarro abortó el despegue, tras aparecer el mensaje BRAKES HOT: DELAY FOR TAKE OFF.

En el informe de mantenimiento de junio se asegura que pese a ser el avión más reciente, el EC-IDF cuenta con muchas anotaciones, siendo las que hacen referencia a los avisos relacionados con la presión residual de frenos uno de los más frecuentes. Finalmente el departamento de mantenimiento, desbordado por los recortes de plantilla y el aumento de incidencias, asegura que tras sus acciones de mantenimiento ´no se tiene la completa seguridad de que el problema esté resuelto´.

El avión EC-IDF sufrió un accidente el pasado 7 de septiembre tras su aterrizaje en Barajas, cuando el conjunto de frenos se bloqueó y provocó un incendio en el tren izquierdo.