En el siniestro, del que se desconocen las causas, han muerto 20 personas. Un avión Fokker 27 con capacidad para 50 personas que procedía de Berlín se ha estrellado esta mañana, hacia las 10:40 horas, cerca de la localidad luxemburguesa de Niederraven (a cinco kilómetros del aeropuerto internacional de Duchy´s). En el accidente han perdido la vida 20 personas de las 23 que transportaba (19 pasajeros y tres tripulantes) y otras dos permanecen en estado muy grave. Seis personas sobrevivieron al impacto pero murieron poco después.

Por el momento se desconocen las causas del siniestro, pero se baraja como hipótesis causante la intensa niebla que había en aquel momento en la zona. No obstante, la torre de control del aeropuerto Findel no recibió ninguna llamada de auxilio antes de la colisión, que se produjo en medio de una densa niebla, que también ha dificultado las labores de rescate.

El accidente de hoy ha supuesto el primero de un avión de la compañía luxemburguesa Luxair, que se ha apresurado a aclarar que el aparato siniestrado fue sometido, ayer mismo, a un control de mantenimiento.