El aparato, un Airbus 340, volaba sin pasaje porque estaba realizando pruebas de funcionamiento.Un Airbus 340 de la compañía Iberia que se encontraba haciendo pruebas de funcionamiento y volaba sin pasaje, perdió una pieza al realizar un aterrizaje de emergencia. Este incidente provocó el retraso de otros tres vuelos mientras se limpiaba y revisaba la pista.

Fuentes de Aena confirmaron que el aeropuerto madrileño tuvo que activar la alarma local, que moviliza a bomberos, Guardia Civil, Policía y otros servicios aeroportuarios.