Al menos 10 personas han muerto y 17 permanecen desaparecidas. Un avión fokker de la compañía Air Laoag se estrelló a las 06:00 horas (hora local) en la Bahía de Manila poco después del despegue. En el accidente han perdido la vida 10 personas y 17 están aún desaparecidas de las 34 (29 pasajeros y 5 tripulantes) que viajaban en el aparato.

Los supervivientes, todos ellos heridos de diversa consideración, fueron trasladados al Hospital de Manila y al centro sanitario San Juan de Dios, también en la capital filipina. Entre los heridos están el piloto y el copiloto del aparato, además de tres australianos.

Aunque por el momento se desconocen las causas del accidente, algunos supervivientes indicaron a los medios locales que poco antes del accidente, un miembro de la tripulación advirtió al pasaje de que estuvieran preparados para un aterrizaje, mientras, se veía humo en la parte izquierda del avión. Por su parte, el copiloto Joseph Cardiner indicó a los medios locales que detectaron problemas en un motor del aparato al poco de despegar, pero no tuvieron tiempo de regresar al aeropuerto.

Las autoridades exigieron hoy a la compañía Laoag Air, a la que pertenecía el avión que se estrelló en la bahía de Manila, que suspenda todos sus vuelos, mientras los equipos de rescate prosiguen la búsqueda de los desaparecidos.

Por el momento la aerolínea se ha limitado a anunciar a través de un portavoz que la empresa se hará cargo del pago de las indemnizaciones a la víctimas.