Este procedimiento permitirá que los pasajeros puedan ser cacheados. A partir de mañana Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) implantará en todos los aeropuertos españoles el Procedimiento de Inspección Aleatoria y Continua para Pasajeros en espera de embarcar y de equipajes de mano con el fin de aumentar la seguridad en los aeródromos y en los aviones.

El Procedimiento contempla el control mediante el paso por arcos detectores de metales de todos los pasajeros que accedan al área de embarque, complementado con registros manuales aleatorios y continuos de los viajeros ya controlados. También se procederá la control del equipaje de mano y se retirará todo artículo prohibido o se le denegará al pasajero el acceso a la zona de embarque. Ambos controles, el de pasajeros y el de los bolsos de mano, son procesos independientes, por lo que a un viajero se le podrá requerir que se someta a una inspección o a ambas.

Estas medidas, previstas en el Reglamento de la UE, que está pendiente de publicación, se enmarcan dentro de una ampla serie de disposiciones que pretenden reforzar la seguridad en los aeropuertos y que culminarán en el 2003 cuando Aena tiene previsto poder revisar el 100 por cien de los equipajes.