El pocreso será completado a finales del 2003. A partir de mañana, Aena pondrá en marcha en los aeropuertos españoles de mayor tráfico, entre los que se encuentran el de Madrid-Barajas, Barcelona, Palma de Mallorca y Málaga, el proceso para inspeccionar todos los equipajes de las bodegas. Aena tiene previsto tenerlo completado en el último trimestre del año, cuando finalicen las obras de remodelación de las infraestructuras necesarias para cumplir con este requisito europeo.

Así, el aeropuerto Madrid-Barajas podrá inspeccionar desde inicios de 2003, el 10 por cien del equipaje facturado y transportado en las bodegas de los aviones; Barcelona-El Prat, el 18 por ciento; Palma de Mallorca, el 10 por ciento; Málaga, el 25 por ciento; Alicante, el 10 por ciento; Santiago, el 15 por ciento y Reus, el 30 por ciento.