El hombre pretendía estrellar el avión contra el Banco Central Europeo. Un hombre de nacionalidad alemana secuestró esta tarde una avioneta en la ciudad alemana de Francfort donde provocó que se puesieran en marcha todos los dispositivos antiterroristas al temerse, en un primer momento, que se repitiera lo sucedido el 11-S. Dos cazas F4 fueron enviados a seguir de cerca al aparato, que volvieron a la base en cuanto aterrizó la avioneta.

El secuestrador decidió aterrizar en el aeropuerto de la ciudad tras quedarse sin gasolina donde fue detenido por la polía. Sus primeras declaraciones tras la detención fueron que no pretendía hacer daño a nadie sino homenajear a los tripulantes del challenger que murieron tras la explosión de la nave. De todos modos, la policía asegura que antes de quedarse sin gasolina el hombre amenazó con estrellarse contra la sede del Banco Central Europeo.