El piloto y el copiloto dan positivo en la prueba de la cocaían y alcohol. Según publica el periódico La Razón, el piloto y el copiloto del avión siniestrado el pasado viernes en Melilla han dado positivo en la prueba de la cocaína y el alcohol. Este ha sido uno de los motivos que han llevado a la titular del Juzgado número 3 de Melilla, que investiga el accidente, a decretar el secreto de sumario.

Los dos pilotos pertenecen a la compañía holandesa Denim Air, que tenía alquilado el avión a Air Nostrum. El comandante, de nacionalidad holandesa, permanece internado en el Hospital de Melilla, mientras el copiloto, de origen canadiense, abandonó ayer Melilla tras solicitar permiso a la juez.

Por el momento tanto la Comisión de Investigación de Accidentes de Aviación Civil, que ayer terminó de recoger pruebas del aparato, como el juzgado número 3 de Melilla, mantienen abiertas sendas investigaciones para esclarecer las causas del siniestro, aún por determinar.