Las cantidades encontradas podrían deberse a un error de calibración.Carlos Bartomeu, consejero delegado de Air Nostrum, confirmó que los dos pilotos del accidente de Melilla del pasado 17 de enero no habían consumido ni sustancias estupefacientes ni alcohol.

El responsable de la compañía aseguró que, una vez levantado el secreto del sumario, dicho informe determinó que tanto el comandante como el copiloto no alcanzaban los mínimos fijados por ley para el consumo de estupefacientes y de alcohol en sangre y que los restos encontrados podrían deberse a un error de calibración.

Se destierra así este hecho como causa del accidente, en contra de lo publicado tras el siniestro sufrido por el avión de Air Nostrum que cubre la línea Málaga-Melilla.