El único tripulante salva la vida saltando del aparato.A las 14 horas de ayer, un avión F-18 se precipitó contra el mar frente a las costas de Gran Canaria cuando se encontraba realizando prácticas en la base aérea de Gando. El piloto y única persona que viajaba en el aparato, logró salvarse tras saltar del aparato y lanzarlo contra el mar al detectar disfuncionalidades en vuelo, al parecer, falta de combustible.