Bruselas considera que la operación no plantea problemas de competencia en el sector. Las autoridades comunitarias han dado el visto bueno a la operación por la que la compañía aérea escandinava SAS toma el control mayoritario de la española Spanair. Bruselas considera que la operación no plantea problemas de competencia en el sector.

Pese a hacerse con la mayoría del capital, fuentes de la compañía española confirman que sus propietarios, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, seguirán manteniendo el control sobre la gestión de la compañía. Según ha explicado Pascual en diversas ocasiones, el traspaso de la mayoría accionarial a la escandinava es provisional con vistas a dar entrada a otra línea aérea como tercer socio de la española. La alemana Lufthansa es el socio al que pretende conquistar Spanair, según fuentes próximas a la compañía.

Para mantener el control de la gestión, los propietarios de la española acometieron una reestructuración consistente en la creación de una sociedad tenedora de las acciones por el 51% del capital de la línea aérea: Spanair Holding. Con esta remodelación, un 51% del capital social quedaba en manos de los propietarios y el 49% restante bajo el paraguas de SAS que ahora se incrementa hasta el 75% .

La toma de control del capital de Spanair se anunció el pasado mes de noviembre, operación con la que la empresa presidida por Gonzalo Pascual conseguía resolver sus problemas de liquidez agudizados tras la crisis del 11-S. La adquisición adicional del 25% se valoró en 112,1 millones de euros, cantidad que contemplaba la conversión de 60.1 millones de euros en acciones. El pago por el porcentaje restante se realizó en efectivo, según informó Reuters.