Se estrella un MiG-21 contra un edificio en Jalandhar, en el norte de la India. El avión se encontraba realizando un vuelo rutinario de entrenamiento tras despegar de la base de Adampur.

Según informa la agencia PTI, el piloto y el copiloto del aparato consiguieron escapar del avión y lanzarse en paracaídas antes de que éste se estrellara con el edificio y están ingresados en el hospital.

Hasta el momento se han recuperado siete cuerpos del interior del edificio, pero las labores de rescate continúan y se teme que puede haber más víctimas.

A la espera de que se conozcan las causas del accidente, el Ejército del Aire indio ha suspendido los vuelos de entrenamiento de todos los Mig-21 por un periodo indefinido.

De acuerdo con testigos presenciales citados por esta agencia, el motor del avión se incendió en pleno vuelo provocando que el Mig se precipitara contra el edificio del Banco de Rajastán tras producirse una explosión.

Algunos edificios cercanos también se incendiaron debido a la explosión, por lo que los servicios de bomberos se encuentran en el lugar para intentar extinguir las llamas.