La querella colectiva le podría suponer a la empresa suiza 500 millones de dólares. Los familiares de las víctimas del accidente del pasado día 1 de julio, en el que perdieron la vida 71 personas, presentarán una querella contra la empresa Skyguide, responsable del control aéreo en el momento del accidente. Los familiares consideran que se actuó con negligencia ya que en el momento del accidente sólo había un controlador al frente del tráfico aéreo.

A los familiares les ha llovido las ofertas para ser representados en este caso. Algunas han llegado a recibir hasta ocho de diferentes bufetes de abogados dispuestos a representarlas para obtener la mayor indemnización posible. Aunque no se descarta que los familiares presenten una querella colectiva y pidan que les defiendan al ex ministro alemán del Interior Gerhard Baum o al especialista berlinés.