El accidente ha provocado la muerte de siete personas, entre ellos, dos niños. Siete personas perdiron ayer la vida al estrellarse una avioneta en el suroeste del estado de New Hampshire. Dos de las víctimas eran niños de corta edad.

La noticia la confirmaba el portavoz de la Administración Federal de la Aviación estadounidense Jim Peters. Según la misma fuente, la avioneta había partido la mañana de ayer del aeropuerto de Swanzey rumbo a Charleston para precipitarse poco tiempo después contra una zona boscosa cercana a la estación aérea. Aunque por el momento se desconocen las causas del siniestro, testigos aseguraron haber visto al aparato envuelto en llamas en el momento del accidente.