Desde la Administración Federal de la Aviación se teme que existan defectos en módulos de control de vuelo. La sospecha de que puedan existir defectos en los módulos de control de vuelo de los Boeing 737 de última generación llevó el pasado sábado a la Administración Federal de Aviación estadounidense a pedir a las compañías aéreas inspeccionar estos aparatos.

Asimismo, la FAA ( Administración Federal de la Aviación) advirtió del peligro que supone un equipo defectuoso, ya que podría llegar a provocar la pérdida de control de la nave. La orden de revisión incluye a todos los 737 fabricados recientemente, de la serie 600 a la 900.