Desde Ibera, sin embargo, aseguran que sus niveles de seguridad siguen siendo los más altos entre las principales compañías del mundo. El Sepla ha señalado a Iberia como culpable de los incidentes que han sufrido los aviones de la compañía en los últimos meses. Para este sindicato de pilotos, tras la privatización, la aerolínea ha reducido el mantenimiento de las aeronaves hasta en un 16%. La dirección del Sepla ha convocado para el próximo día 24 de septiembre una asamblea de afiliados con el objetivo de atender la profunda preocupación que existe en el colectivo en relación con este asunto.

Fuentes de Iberia, por su parte, aseguran que Iberia sigue estando entre las compañías más seguras del mundo y que la aerolínea ha multiplicado por tres su inversión en material relacionado directamente con la seguridad. Desde Iberia justifican la menor inversión en mantenimiento que aparece en las cuentas como consecuencia de la homogeneización de la flota tras su modernización y de la reducción de capacidad decidida en el último trimestre del año pasado.

Por su parte, el Ministerio de Fomento asegura que Iberia tiene en estos momentos diferentes expedientes abiertos para depurar posibles responsabilidades.