La niebla y una avería en el sistema informático de Iberia han provocado retrasos en el día que muchos pasajeros parten a disfrutar del puente. La combinación de dos factores bien distintos, niebla y un fallo en el sistema informático de Iberia, han provocado que la mayoría de los vuelos programados hoy en el aeropuerto de Barajas despeguen y aterricen con una media de hora y media de retraso.

Estos retrasos han provocado numerosas quejas entre los pasajeros que se encontraban afectados en el aeropuerto, en un día en el que miles de personas tenían previsto salir a disfrutar de este puente de tres días.

Según fuentes de la compañía Iberia, el fallo informático, que ocasionó que los procesos de facturación y de embarque se ralentizaran al tener que gestionarse de forma manual, provocó la cancelación de trece vuelos. Asimismo y por motivos meteorológicos Iberia se ha visto obligada a desviar a otros aeropuertos seis trayectos.

Un portavoz de la compañía Spanair ha indicado que sus rutas aéreas también han registrado demoras de entorno a los 60 minutos de media por los desajustes derivados de las restricciones impuestas por AENA. La otra compañía española que opera en Barajas, Air Europa, ha precisado que sus vuelos despegan y aterrizan con normalidad, aunque tienen una demora generalizada de media hora.