Un comando terrorista intenta derribar un avión de pasajeros israelí lanzando dos misiles. Un comando terrorista que se ha identificado como El ejército de Palestina ha reivindicado los atentados producidos hoy en Kenia contra intereses israelies. Uno de ellos ha sido el frustrado intento de derribo de un Boeing B-757 de la compañía chárter israelí Arkia con 262 pasajeros a bordo que evitó, a primeras horas de hoy, el impacto de dos misiles tras despegar del aeropuerto de la ciudad keniata de Mombasa.

A pesar del incidente, la compañía aérea israelí El Al ha mantenido sin cambios todos sus vuelos previstos para hoy aunque en un principio, la radio pública israelí había informado de que El Al decidía suspender hasta nueva orden todos sus vuelos desde el extranjero con destino al aeropuerto Ben Gurion de Tel-Aviv. El avión atacado tenía previsto realizar un aterrizaje de emergencia en Nairobi, la capital del país, pero finalmente continuó su vuelo hacia Tel Aviv.

Simultáneamente, un total de 13 personas, entre ellas tres israelíes, murieron en el atentado perpetrado con coche-bomba en un hotel propiedad de un grupo financiero israelí cerca de la ciudad de Mombasa.