Sabena pide por vía judicial una indemnización de 2.400 millones de euros. La compañía belga Sabena reclamará por vía judicial al grupo Swissair 2.400 millones de euros por haberla llevado a la quiebra. La demanda la interpondrá Sabena ante el Tribunal de Comercio de Bruselas y se dirigirá no sólo contra la compañía Swissair, que se encuentra en situación de liquidación, sino también contra su sociedad matriz (el grupo Swissair), que era accionista de la aerolínea belga antes de la quiebra.

Esta reclamación coincide con la publicación del informe de la comisión parlamentaria que ha investigado las circunstancias de la quiebra de la compañía de bandera belga. Según este informe, Swissair tendría una gran parte de la responsabilidad en la quiebra de Sabena por su intervención en operaciones como la compra de 34 aviones Airbus en 1997, cuando Sabena apenas tenía dinero.