Mueren los siete astronautas que viajaban en el aparato. El transbordador espacial Columbia ha explotado a 16 minutos del aterrizaje previsto en Cabo Cañaveral, Texas, a las 15:30 hora española. Fuentes del gobierno de los Estados Unidos han confirmado que en el accidente han perdido la vida los siete astronautas, seis norteamericanos y un israelí, ya que el aparato se ha desintegrado. El hecho de que por primera vez viajase a bordo de una nave espacial un ciudadano israelí hizo pensar, en un primer momento, que pudiera tratarse de un atentado terrorista. Aunque hipótesis ha sido desmentida posteriormente por la Casa Blanca no se ha dado ninguna explicación de cuál ha podido ser la causa del siniestro. Al parecer, los astronautas no habían comunicado ningún problema técnico antes de la desintegración del aparato.

La NASA ha activado todos los sistemas de emergencia y ha pedido a la población de Texas que no toquen los restos de la nave que pudieran ser encontrados, debido a que contienen elementos altamente tóxicos.