El Tribunal de Defensa de la Competencia afirma que dicho acuerdo no tenía como fin limitar la competencia. El Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC) ha fallado a favor de Iberia y Air Nostrum al desestimar el recurso interpuesto por Spanair al considerar ésta última que el acuerdo de fusión firmado por Iberia y Air Europa tenía como objetivo obstaculizar la competencia. Asimismo, fuentes del TDC han afirmado que la decisión es impugnable por la vía contencioso administrativa ante la Audiencia Nacional . Este fallo, que se basa principalmente en el hecho de que las dos compañías no son competidoras directas debido a su volumen y características, supone la ratificación de la decisión de sobreseimiento de la denuncia de Spanair ante el Servicio de Defensa de la Competencia (SDC) en febrero del 2002.

Spanair, en su denuncia, acusaba a Iberia y Air Nostrum de violar el artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia, es decir, de actuar de forma coordinada dañando la autonomía de comportamiento en el mercado. También reprochaba a Iberia de incrementar derechos de aterrizaje.