Los neumáticos reventaron en el momento de tomar contacto con el asfalto. El tren de aterrizaje de una avión turbohélice de la compañía Air Nostrum, que procedía de Ibiza con 50 personas a bordo, estalló en el momento en el que el aparato tomaba tierra en el aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma de Mallorca. El accidente se produjo el pasado sábado a las 20.30 horas en la pista norte del aeropuerto sin causar daños personales. Por el momento, la compañía no ha comunicado cuáles han podido ser las causas del incidente.