Según el director general de IATA las aerolíneas tienen que reinventarse a sí mismas si quieren superar la crisis.La guerra en Irak provocará pérdidas en las aerolíneas internacionales de hasta 10.000 millones de euros. A esta cifra hay que sumar los más de 30.000 millones perdidos desde que se produjeran los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos. Estos cálculos los anunciaba hoy en Montreal Giovanni Bisignai, director general de la Asociación Internacional de Líneas Aéreas (IATA). No obstante, Bisignani se mostró optimista al asegurar que las aerolíneas saldrán de la crisis siempre y cuando sean capaces de reinventarse a sí mismas. En este sentido insistió que las compañías deberían tener más libertad para fusionarse y acercarse a los mercados internacionales para incrementar sus ingresos. Asimismo, añadió que las compañías deberían aprovecharse de la globalización para eliminar los límites de propiedad nacional de las aerolíneas.