El secuestrador fue detenido en Florida. Un hombre armado con dos granadas secuestró anoche un avión con 46 personas a bordo que había partido de Nueva Gerona a La Habana. El hombre exigió al comandante que desviara el avión hacia Miami pero el aparato, un AN-24, tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Boyeros porque no tenía combustible. De allí el aparato voló a Florida donde el hombre fue detenido por la policía.

En un comunicado, las autoridades cubanas responsabilizan al Gobierno de Estados Unidos de lo que pueda ocurrir con el aparato y sus ocupantes por considerar que la política estadounidense respecto a la isla contribuye a alimentar este tipo de actos.

La pasada semana, seis cubanos armados con cuchillos secuestraron un avión que había partido de Nueva Gerona con 35 pasajeros y desviaron el aparato hasta Cayo Hueso, en Miami.