La compañía ha recibido la propuesta favorablemente. Mediante un comunicado, el SEPLA ha hecho público su ofrecimiento a la compañía Iberia de revisar los programas de abril y mayo para afrontar mejor los efectos de la guerra. De este modo, la compañía puede programar y ejecutar los servicios de los pilotos de la suficiente flexibilidad que permita la adecuación de la oferta de vuelos en función de la evolución del mercado del transporte aéreo. No obstante, el sindicato propone la creación de una comisión permanente de seguimiento para la vigilancia de la aplicación y adecuación de las medidas de referencia, especialmente si deben ser modificadas o prolongado su plazo de vigencia. Asimismo, durante el periodo que esté en marcha este plan, el SEPLA renuncia a sus reivindicaciones.

La compañía Iberia ha recibido de buen grado estas propuestas si bien reconocen que algunas de ellas pueden tener un coste económico importante.