El rechazo es unánime y pide que se sustituya de inmediato este proyecto.Las asociaciones y sindicatos que reúnen a profesionales del sector aéreo han rechazado de forma unánime el proyecto de la Ley de Seguridad Aérea. Estas asociaciones solicitan al Gobierno que se devuelva el proyecto de ley de Seguridad Aérea y proceda a elaborar una nueva y completa ley. El proyecto de ley que sigue actualmente el trámite parlamentario será presentado al Senado en fechas próximas, tras haber sido aprobado en el Congreso de los Diputados el pasado 4 de Abril en contra de enmiendas presentadas por el Partido Socialista, Izquierda Unida, Coalición Canaria y Convergencia i Unió.

Los profesionales del sector aéreo basan su rechazo en que se trata de una ley exclusivamente sancionadora que no establece políticas ni medidas que garanticen el mantenimiento y mejora de la seguridad, limitándose exclusivamente a establecer un marco sancionador que afecta a empresas, trabajadores del sector y a usuarios. Además, es una ley parcial puesto que no contempla el ordenamiento del transporte aéreo, y sólo viene a complementar a la Ley de Navegación Aérea de 1960 de la época de la dictadura que actualmente sigue en vigor. También alegan que esta ley permite el intervencionismo ministerial contemplando la posible militarización del control aéreo y de la actividad aeronáutica civil sin definir supuestos claros y condiciones precisas para que pueda ser tomada dicha medida. También alegan que la ley contempla la privatización de la Inspección Técnica del Estado a favor de empresas o corporaciones privadas, sin que se especifique qué requisitos deberán reunir éstas, ni qué control tendrá el Estado sobre las labores oficiales delegadas a particulares, renunciando a establecer sistemas transparentes de verificación. Por estas y otras muchas razones, los profesionales del sector aéreo se niegan unánimemente a la aprobación de esta ley.