La medida pretende ser una respuesta a la crisis del sector.El consejo de administración de la aerolínea de bandera española, Iberia, ha decidido que en la próxima junta de accionistas propondrá congelar los sueldos de los consejeros en el año 2003. De ser aprobada la propuesta, los consejeros mantendrían el sueldo del año 2002, que aún no se ha hecho público y que en el año 2001 fue de 1,31 millones de euros.

La decisión fue tomada por unanimidad del órgano gestor de la compañía y pretende ser un gesto de buena voluntad para afrontar la crisis internacional que está atravesando el sector de la aviación comercial.