El ejecutivo acelerará los trámites después de comprobar la efectividad de estos aparatos en la reciente guerra de Irak. El Gobierno español ha decidido comprar en breve de vehículos aéreos no triplados (UAV, en inglés) para el ejército del aire. La intención del ejecutivo es reforzar la defensa de Canarias, Ceuta y Melilla. Para el gobierno, la efectividad de estos aparatos ya que ha quedado demostrada en Iraq y Afganistán. La Revisión Estratégica de la Defensa recién aprobada recoge que este programa de armas es «candidato» a ser incluido entre las prioridades.El Ministerio de Ciencia y Tecnología ha destinado los primeros 50 millones de euros para participar en el desarrollo del prototipo europeo Eagle-1 que compite con el norteamericano Predator. Estos aparatos son capaces de volar 30 horas seguidas y facilitar en tiempo real todo tipo de información sobre el enemigo sin el riesgo de perder a los aviadores.