El premio le ha sido concedido tanto por los cambios realizados en el 2003 como por los planes de ampliación futuros.El Institute of Transport Management (Instituto de Gestión del Transporte) concedió el lunes en Londres el premio Aeropuerto del año 2003 a Madrid-Barajas. Según esta entidad, el aeropuerto madrileño ha desarrollado planes de ampliación muy acertados lo que sumado a su funcionalidad, comodidad y localización estratégica que lo convierte en uno de los principales hubs europeos. Asimismo, el ITM destacó que Madrid-Barajas cuenta con la pista más larga de Europa, con 4.400 metros de longitud, además de múltiples planes de ampliación como la nueva terminal, que permitirá atender a cerca de 70 millones de pasajeros al año, y las dos nuevas pistas, que harán posible aumentar la capacidad del aeropuerto hasta las 120 operaciones a la hora.