Además, los aviones incumplen las prescripciones técnicas. El Ministerio de Defensa ha adquirido dos aviones Airbus para ampliar la flota de Estado (uno para el rey y otro para el presidente del gobierno) que incumplen las prescipciones técnicas. Además, los aviones de segunda mano y con 1 años de vuelo, han costado más caros que si hubieran sido adquiridos nuevos a la propia compañía Aribus. El Ministerio de Defensa pagó 28.680 millones de pesetas Air France, 5.000 millones más por cada avión que si hubieran sido nuevos y con mejor tecnología. Así, las compras realizadas por Silvio Berlusconi (que renovó la flota en las mismas fechas) fue más barata a pesar de comprar aviones nuevos.